Del valor de las profesiones

April 2, 2019

Hablamos de los valores de la sociedad con mucha elocuencia y con la misma facilidad echamos mano de la repetida sentencia según la cual ¡los hemos perdido por completo! Los valores de verdad de una sociedad no son los que circulan en una infografía por todas las redes sociales, sino los que rigen a diario en su entorno, incluso si no están escritos en ninguna parte. Para este artículo, se me ha ocurrido un modo de poner a prueba los valores que esgrimimos y compararlos con los que vivimos a diario: lo que hacemos y lo que decimos puede ser contrastado en el valor que le damos a las profesiones en nuestra sociedad.

 

Si recurrimos al CIS, en su Estudio nº3004. PRESTIGIO OCUPACIONAL Y ESTRUCTURA SOCIAL, de Octubre 2013-marzo 2014 (que es el más reciente, y probablemente el más fiable), veremos que la sociedad española en su conjunto considera como profesiones de mayor valía social, las siguientes (sólo me he quedado con las profesiones que de 0 a 100 hayan recibido una puntuación de 98 o superior):

  1. Policías nacionales: 99,4 puntos

  2. Panaderos/pasteleros y Empleados domésticos: 99,3 puntos

  3. Enfermeros: 99,2 puntos

  4. Fontaneros y Médicos de familia: 99 puntos

  5. Profesores de universidad: 98,9 puntos

  6. Dentistas y Carniceros: 98,7 puntos

  7. Conductores de autobuses, Barrenderos, Bomberos y Camareros asalariados: 98,6 puntos

  8. Vendedores en tiendas, Veterinarios, Médicos especialistas y Periodistas: 98,5 puntos

  9. Maestro de educación infantil y Electricistas: 98,4 puntos

  10. Inspectores de policía y Carteros: 98,3 puntos

  11. Pescadores, Farmacéuticos y Personal de limpieza: 98,2 puntos

  12. Basureros y Profesores de enseñanza secundaria: 98,1 puntos

  13. Cuidadores de personas mayores a domicilio, Cocineros, Carpinteros y Mineros: 98 puntos

 

Comparemos esta lista de profesiones más y mejor valoradas con la lista de profesiones mejor pagadas. Para ello, y dado que no existe una fuente oficial del gobierno, recurriremos a la comparativa de diferentes fuentes para sacar algo en claro; y lo que está claro es que ninguna de las profesiones de la lista de arriba aparecerá en la lista de abajo.

 

Según el Informe InfoJobs ESADE. Estado del mercado laboral en España. Mayo 2015, el ranking de profesiones con mejores salarios es el que sigue:

1. Director de Proyectos de Ingeniería: 69.385€

2. Gestor Financiero: 69.380€

3. Odontólogo: 58.409€

4. Director de Empresa: 51.963€

5. Ortodontista / Implantólogo: 51.261€

6. Director Informática: 49.310€

7. Director Comercial y Ventas: 47.727€

8. Manager Industrial: 45.744€

9. Consultor Banca: 43.297€

10. Director Financiero: 42.959€

 

Según el estudio realizado por el portal Oficinaempleo.com, en la lista de arriba faltaría añadir, y en el puesto más alto, al notario y al registrador de fincas, con unos sueldos superiores a los 150.000€ anuales.

 

Antes de seguir, recordemos algo que por obvio se nos pasa por alto a todos, y es que ambas cosas, los valores y los sueldos, los establecemos nosotros, porque nosotros, nuestra sociedad, lo ha establecido así. Y si ahora vamos a la lista de las profesiones peor valoradas en España… ¡has acertado! Los políticos. Pues esto es lo que los valoramos DE VERDAD:

 

Según el periódico El Mundo, Rita Barberá (que falleció en 2016), fue el cargo político que más cobraba en toda España. Declaró 156 mil euros brutos de ingresos, por delante de los 144 mil euros de Artur Mas. Según los datos presentados por la Wikipedia, Ana María Botella Serrano, alcaldesa de Madrid desde 2011 hasta 2015, cobró un sueldo de 101.987 euros anuales —estando casada con el ex presidente de la nación, José María Aznar, que tiene un sueldo vitalicio de 80 mil euros anuales. Carles Puigdemont, presidente de comunidad autónoma de Catalunya, tiene actualmente un sueldo de 146.876 euros anuales. Iñigo Urkullu Renteria, presidente del País Vasco entre otros cargos, cobra un sueldo de 97.519 euros anuales. ¿Te estás preguntando por el sueldo de Mariano Rajoy? No hay nada claro, y las fuentes varían —y algunas desvarían—, pero podemos quedarnos con la idea de que la cifra es muy cercana a los 200.000€ anuales.

 

Nuestros valores sociales, los de verdad (no los que publicamos en las redes sociales, insisto), son los que le pagaron a un futbolista, en el año 2016, 32 millones de euros (a Cristiano Ronaldo), mientras el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) presentó el primer exoesqueleto del mundo dirigido a niños con atrofia muscular espinal y ha tenido que recurrir al crowdfunding para conseguir la financiación necesaria para llevar a cabo su producción (que ayudará/salvará a 10.000 bebés cada año).

 

Nuestros valores sociales, los de verdad (no los que publicamos en las redes sociales, insisto), son los que le pagaron a un futbolista, en el año 2016, 40 millones de euros (a Leo Messi), mientras a Gloria Pascual, del Instituto de Investigación Biomédica de Barcelona, que identificó uno de los factores que determinan la diseminación de los tumores, se le paga un sueldo que no supera los 35 mil euros anuales, para que, encima, el 13 de abril de 2016, El País publicara esta noticia:

«El CSIC impone castigos y bajadas de sueldo a científicos por exigir contratos indefinidos. El mayor organismo público de investigación de España idea una fórmula para penalizar a los centros que tengan un mayor número de contratados después de una sentencia positiva».

 

Así van nuestros valores.

Adolf Ogi, Asesor Especial del Secretario General de las Naciones Unidas en Deporte para el Desarrollo y la Paz, dijo:

«El deporte representa la mejor escuela de la vida que enseña a la juventud los valores y destrezas necesarios para ser buenos ciudadanos».

 

En EL PAÍS encontramos, con fecha de 23 de junio de 2017, la siguiente noticia:

«La denuncia de la Fiscalía contra José Mourinho es el ejemplo más reciente de una figura del deporte señalada por supuesta evasión fiscal. Estos son los casos más sonados, ordenados por el monto reclamado por Hacienda:

  1. CRISTIANO RONALDO. Cantidad reclamada: 14,7 millones de euros. Concepto: No tributar por derechos de imagen entre 2011-2014. Situación actual: Tras la denuncia de la Fiscalía, tendrá que declarar el 31 de julio.

  2. DANI PEDROSA. Cantidad reclamada: 7,85 millones de euros. Concepto: En la lista de morosos de Hacienda de 2015 y 2016. Situación actual: El piloto aseguró en su día que la deuda no era "firme en vía administrativa". Su nombre ya no aparece en la lista de morosos de 2017 tras regularizar su situación.

  3. RADAMEL FALCAO. Cantidad reclamada: 5,6 millones de euros. Concepto: No tributar por derechos de imagen en 2012 y 2013. Situación actual: La Fiscalía acusa al ex jugador del Atlético de Madrid de dos delitos fiscales.

  4. F.C. BARCELONA. Cantidad reclamada: 5,5 millones de euros. Concepto: Delitos fiscales en la operación del fichaje de Neymar. Situación actual: El club ha sido condenado por dos delitos cometidos en los ejercicios de 2012 y 2013 tras el pacto alcanzado con la Fiscalía y la Abogacía del Estado.

  5. LEO MESSI. Cantidad reclamada: 4,1 millones de euros. Concepto: No tributar por derechos de imagen entre 2007-2009. Situación actual: Condenados el jugador (21 meses de cárcel) y su padre (15) por tres delitos fiscales. Sentencia ratificada por el Supremo.

  6. ARANTXA SÁNCHEZ VICARIO. Cantidad reclamada: 3,5 millones de euros. Concepto: IRPF 1989-1993. Situación actual: Su recurso fue desestimado y pagó.

  7. SAMUEL ETO'O. Cantidad reclamada: 3,46 millones de euros. Concepto: No declarar derechos de imagen entre 2006-2009. Situación actual: La Fiscalía pidió en noviembre de 2016 una condena de 10 años y medio de cárcel. Si la acusación prospera, deberá abonar una multa de más de 14 millones de euros.

  8. JOSÉ MOURINHO. Cantidad reclamada: 3,3 millones de euros. Concepto: IRPF de los ejercicios de 2011 y 2012. Situación actual: La Fiscalía formalizó su acusación el 20 de junio.

  9. LUIS FIGO. Cantidad reclamada: 2,5 millones de euros. Concepto: IRPF entre 1997 y 1999. Situación actual: El Supremo ratificó en 2012 la condena de la Audiencia Nacional que obligó al jugador a restituir lo defraudado.

  10. IKER CASILLAS. Cantidad reclamada: 2 millones de euros. Concepto: Diferencias en la tributación de determinados ingresos. Situación actual: Tras someterse a una inspección, al no considerarse que hubiera dolo, el expediente no se tramitó como delito.

  11. JAVIER MASCHERANO. Cantidad reclamada: 1,5 millones de euros. Concepto: No declarar derechos de imagen entre 2011-2012. Situación actual: A cambio de admitir que defraudó y tras haber devuelto el dinero, las acusaciones aceptaron que cumpliera una pena inferior: un año de cárcel y una multa de 700.000 euros.

  12. XABI ALONSO. Cantidad reclamada: 1,5 millones de euros. Concepto: No declarar derechos de imagen entre 2011-2012. Situación actual: Reconoció los hechos ante el juez y fue condenado a un año de cárcel y una multa de 815.000 euros.

  13. ÁNGEL DI MARÍA. Cantidad reclamada: 1,3 millones de euros. Concepto: No declarar derechos de imagen entre 2012-2013. Situación actual: Ha llegado a un acuerdo con la Fiscalía y la Abogacía del Estado: Pagará dos millones de euros y acepta una pena año de cárcel, aunque no ingresará en prisión.

  14. FABIO COENTRÃO. Cantidad reclamada: 1,3 millones de euros. Concepto: No tributar por derechos de imagen entre 2011 y 2013. Situación actual: La Fiscalía acusa al jugador del Real Madrid de tres delitos fiscales».

 

Pero me olvidaba de los empleos MÁS VALORADOS en España. Volvamos a ellos, y veamos cuáles son sus sueldos.

  1. Policías nacionales: 21.000 €/año

  2. Panaderos/pasteleros: entre 12.000€ y 14.000€ anuales

  3. Empleados domésticos: 0€

  4. Enfermeros: entre 12.000€ y 14.000€ anuales

 

Según fuentes no oficiales, pero bastante creíbles, el presentador de un programa de telebasura, como Jorge Javier Vázquez, cobra un sueldo que ronda los 3 millones de euros anuales, y una paleta como Belén Esteban, cobra unos 500.000 euros anuales. Eso dice mucho de nuestros valores cuando el salario de los jueces de primera instancia ronda los 47.000 euros anuales.

 

Actores de Hollywood, cantantes de la música pop, y componentes de los grupos de rock, pueden gastarse cientos de miles de euros al año en drogas, beneficiando y potenciando el narcotráfico, esto es, enriqueciendo a las personas con menos valores del planeta. Los deportistas de élite pueden ganar millones, como es el caso del boxeador Floyd Mayweather, que según la revista Forbes, en el año 2014 ganó 300 millones de dólares, o el del jugador de la NBA LeBron James que firmó un contrato con la empresa Nike por mil millones de dólares, además de los 31 millones anuales que gana con los Cleveland Cavaliers… y todo ese dinero por no hacer nada que en realidad suponga un valor para la sociedad.

No se le da ese dinero a las personas que encuentran vacunas para las enfermedades, o que dedican sus vidas por luchar por los derechos humanos, o que ayudan a las sociedades más hambrientas, cosas que son de valor para la sociedad. No. En lugar de eso, les damos muchísimo dinero a aquellos individuos que menos hacen para la sociedad, que menos ayudan a los valores y que menos sirven de ejemplo. Es como si estuviésemos premiando a la holgazanería y valorando más los puestos cuya función para la sociedad es nada más que la del mero entretenimiento.

 

¿De qué valores podemos hablar si estamos forjando esta sociedad?: una sociedad en la que favorecemos a los que menos producen frente a los que son más necesarios para nuestra supervivencia; en la que el envoltorio cuesta más que el producto que lleva dentro; en la que en los hospitales los aparcamientos son de pago, y en los centros comerciales te dan 3 horas gratis; que quiere salvar al planeta, cuando ni siquiera puede salvar un gueto; que no necesita nada para creer que dios existe, pero necesita de psicólogos para creer en sí misma; que usa la guerra para alcanzar la paz, y que la llama civil si es entre hermanos; que se afana contra la drogadicción, siempre que sea la de los demás; que advierte de lo peligroso que es el alcohol, pero para los demás;  que hace campañas contra todo tipo de drogas, pero sigue sin incluir el alcohol en la lista; que estudia muchísimo, para olvidarlo todo una vez terminado el examen; que está en contra de las actividades que suponen la explotación de los indígenas para el enriquecimiento de las multinacionales, pero no tiene problemas en fumarse un porro de hachís que compra a 6€ el gramo; que se queja y se irrita contra sus gobernantes, pero los vuelve a votar cada vez que hay elecciones; que se escandaliza ante los abusos del sistema, pero abusa con tranquilidad de los derechos de los demás; que condena el aborto, pero defiende la tauromaquia, o no tolera la matanza de toros pero no tiene inconveniente en tirarle una piedra a la cabeza a un policía nacional; que celebra las victorias de once extraños como si fueran las suyas propias, pero se ríe en tu cara si quieres que se sienta orgullosa de ser descendiente de Cervantes; que rara vez sabe decir que no, pero que no es capaz de recibirlo como respuesta... ¡Ésta sociedad!

 

Me gustaría decirles a los jóvenes que no todo es dinero, y que hoy no es más rico el que más tiene sino el que menos necesita. Pero no puedo. Vivimos la era del feudalismo bancario, una época en la que estamos total y absolutamente a merced de la banca, privados incluso de la capacidad para evitarlo. Incluso a los presidentes de las naciones más poderosas (salvo Putin, Kim Jong-un, y el gobierno de China), los tiene la banca cogidos por los huevos y éstos le deben pleitesía. Me gustaría decirles que hay cosas más importantes… pero lo que hace quinientos años escribió un sabio, se traduce hoy en poderoso superhéroe es Supereuro.

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

© 2019 Enrico Maria Rende

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now