La guerra como unidad de medida de prosperidad

March 26, 2019

La paz puede ser empleada como una unidad de medida de prosperidad y/o evolución social. Por tanto, medir el número de guerras y el alcance que tienen podría emplearse como indicador para valorar si los seres humanos están haciendo un buen trabajo o no. Si la Edad Contemporánea tuviera que hacer un examen al respecto, el suspenso sería vergonzoso, pues será difícil superar al siglo XX en cuanto a conflictos bélicos en el mundo, en cuanto a número de muertos por hambrunas, y en cuanto a bajas militares.

 

Si bien en los escasos 19 años que llevamos de siglo XXI, ya podemos contar una decena de guerras, el siglo pasado se lleva la palma. Uniendo las bajas mortales de los 10 conflictos bélicos del mundo que van desde el año 2001 hasta hoy, el número total de muertos no alcanzaría ni la décima parte de todas las bajas que supuso sólo la Segunda Guerra Mundial, que se saldó, según los cálculos más pesimistas, con un total de 70 millones de muertos a finales de 1945. Y después de esa masacre, al siglo XX aún le quedarían por sufrir otros 39 conflictos bélicos:

 

1. La Guerra de Yugoslavia, de 1999 a 2001. 2. La Guerra de Chechenia, de 1999 a 2009. 3.  En 1998, la Segunda Guerra de Georgia. 4. De 1998 a 1999, la Primera Guerra de Kosovo. 5. En 1997, la Guerra Civil en Albania. 6. De 1994 a 1996, la Primera Guerra de Chechenia. 7. En 1993, la Crisis Constitucional Rusa. 8. También en 1993, enfrentamientos entre Francia y Gran Bretaña en la Crisis de Cherburgo. 9. De 1992 a 1995, la Guerra de Bosnia. 10. De 1992 a 1993, la Primera Guerra de Georgia. 11. En 1992, la Guerra de Transnistria, entre Rusia, Moldavia y Rumanía. 12. De 1991 a 1995, la Guerra de Croacia. 13 a 20. En 1991, siete conflictos bélicos, entre los que se encuentran la Guerra Civil de Georgia y la Guerra de los 10 días en Eslovenia. 21. En 1989, la Revolución en Rumanía. 22. La Guerra de Nagorno Karabaj, entre 1988 y 1994, en la que se vieron implicados Armenia, Rusia, Grecia, Azerbaiyán, Turquía, Chechenia, Ucrania, Irán, Afganistán e Israel. 23. De 1975 a 1976, la Tercera Guerra del Bacalao, que enfrentó al Reino Unido contra Islandia. 24 y 25. La Revolución de los Claveles, Portugal, y la invasión turca de Chipre, en 1974. 26. La Segunda Guerra del Bacalao, entre 1972 y 1973. 27. La Rebelión del Grupo Gubojno, en Yugoslavia, en 1972. 28. De 1970 a 1984, los atentados de once grupos terroristas diferentes asolaron Italia, que recibía respaldo constante de la OTAN y los Estados Unidos. 29. De 1968 a 1998, el terrorismo del IRA y el Ulster, en Irlanda del Norte. 30. En 1968, la Invasión de Checoslovaquia, por tropas de la Unión Soviética, Bulgaria, Hungría, Polonia y Alemania Oriental. 31. El golpe de estado del 21 de abril de 1967, en Grecia. 32. De 1959 al 2011, la guerra contra el terrorismo de ETA en España, en la que intervinieron fuerzas armadas españolas y francesas, la Guardia Civil, el GAL, la BVE y los Guerrilleros de Cristo Rey. 33. La Primera Guerra del Bacalao, en 1958. 34. De 1956 a 1962, ataques esporádicos del grupo terrorista IRA en el Norte de Irlanda. 35. En 1956, La Revolución Húngara. 36. La Sublevación de Poznan, en Polonia, de 1956. 37. Sublevación de 1953 en Alemania Oriental. 38. De 1945 a 1949, la Guerra Civil Griega. 39. De 1944 a 1956, las Guerrillas de los Estados del Báltico. 40. La Segunda Guerra Mundial (1939-1945).

 

Y si 40 guerras parecen muchas para 55 años de historia, en el periodo de entreguerras, es decir, en los 21 años que van desde la Primera Guerra Mundial a la Segunda Guerra Mundial, y sólo en Europa, hubo 66 conflictos armados, entre los que se encuentran, por supuesto, la Guerra Civil Española (1936-1939). Justo antes, y sólo durante la Primera Guerra Mundial (1914-1918) murieron más de 20 millones de personas. Y desde principios del siglo XX hasta 1914, hubo 17 conflictos armados en Europa.

 

Pero la Edad Contemporánea no comienza con el siglo XX, sino en 1789, con la Revolución Francesa, y desde entonces hasta el comienzo del siglo XX, y sin contar las guerras que llevaron a nuestras naciones a luchar en otros continentes, sólo en suelo europeo se lucharon más de sesenta conflictos bélicos. Esta lista no deja a nuestro mundo en un lugar muy bueno: más de 150 guerras en total, para una época de 228 años de duración (de 1789 a 2017). Con estas notas, la verdad es que cualquier profesor suspendería a la Edad Contemporánea en la asignatura de progreso por la paz. Por eso me parece irritante leer poemas o novelas que se lamentan de los tiempos modernos apoyando sus sentimientos sobre ideas de un pasado mejor, en paz, en el que los conceptos de patria y nación eran otros, más duraderos, más respetados. Todo eso es utopía. El único periodo que aprobaría, y no con buena nota, sería un período del Imperio Romano que con la Pax Romana, del año 70 al 192, disfrutó de casi 200 años de prosperidad y paz. Después de eso (y hasta entonces), nuestro mundo occidental nunca ha visto una década entera de paz. Nunca. Por tanto, que se acabe este mundo nuestro, en realidad, no tiene por qué tomarse como algo malo.

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

© 2019 Enrico Maria Rende

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now